viernes, 23 de noviembre de 2007

Sin palabras


Anoche concierto de Ismael Serrano. Dos horas y media y el alma vuelta del revés. Catarsis general. Demasiado estímulo para un corazón
convaleciente.
Luego viene lo que viene.... sueños y más sueños

4 comentarios:

El Portela dijo...

Es inevitable, es humano asociar música con vivencias, sueños o sensaciones.

Hay que tener un corazón muy fuerte para aprender a separar los estímulos de las ideas.

Pero un clavo arranca a otro clavo.

Anónimo dijo...

Impresionante, la foto de la placa. Sin comentarios, como su nombre bien indica.

Bielix dijo...

Preciosa foto, sin duda. ¿Sabes si es de París, por casualidad? Lo digo porque vivi allí durante un año y todo lo relacionado con ella me vuelve loco!

El opositor dijo...

Genial la foto. De Ismael Serrano no he tenido el gusto de escuchar demasiado, ando un poco perdido en el panorama español.

¿Y te gustó el disco que recomendé la semana pasada?. Espero que sí.

Un beso.